El padre Cirilo Santamaría es un fraile carmelita nacido en España que ha entregado su vida a la misión en el país de Guatemala, sobre todo en distintas zonas indígenas. El 10 de diciembre dle 2010 la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado (Odha) de Guatemala le entregó la "Orden Monseñor Juan José Gerardi Conedera" en reconocimiento por su defensa de las garantías en este país, esto por su destacado trabajo en favor del pueblo maya de Izabal y Petén, en el Caribe y norte de Guatemala. Actualmente es párroco y prior en la comunidad del Carmelo en la Zona 7 de la capital Guatemalteca, aquí ejerce su ministerio siempre favoreciendo ayuda a los más necesitados por medio de una intensa pastoral social.

 

A continuación la entrevista que amablemente ha compartido con nosotros.

 

 

 

 

1) ¿Cómo surgió su llamada vocacional?

 

Hablar de la vocación, es hablar de la vida e historia personal y es afirmar  que es un proceso, familiar, social, histórico, en unas circunstancias muy  particulares de la postguerra mundial y española, y marco eclesial-religioso  de cristiandad…tal como se vivía en el norte de España, país vasco…

 

2) ¿Como era la formación en su tiempo?

 

La propia de la época de todos los seminarios y de todas las órdenes  religiosas, muy exigente y disciplinario, encerrado, espiritualista y muy ajeno  a la vida ya a la historia, legalista…posiblemente con  tales métodos se  forjaron personas esforzadas y con compromiso, sacrificadas…

 

3) ¿Cómo define la pastoral de la Espiritualidad y la pastoral parroquial en el Carmelo Descalzo?

 

No es una realidad paralela o campos contradictorios, como a veces se las  quiere plantea. La espiritualidad es la “mistagogia” de la pastoral en todos  sus campos. Toda otra visión es fragmentaria y particularista

 

4) ¿Qué fue lo que mas le costo cuando llego a Guatemala? ¿cuántos carmelitas eran, a dónde fueron, qué hacian?

 

 Eramos en torno a  18 religiosos, cada uno o por parejas en el campo de  Misión, distintas parroquias de la diócesis de Sololá que estaba bajo la  responsabilidad de la orden. Había un criterio y estilo claro y prioritario:   “servicio a la Iglesia” en el anuncio de la Buena Noticia del Reino .

 

A mi me enviaron al Vicariato Apostólico de Izabal, dado  que en Sololá había suficientes religiosos. Había otras Iglesias “nacientes necesitadas de sacerdotes” -así definía Mons. Flores al Vicariato apostólico de Izabal. Hacía tres años que el p. Alfonso Alaiogoikoa  había ido para apoyar aquella zona y solicitó apoyo para trabajar en las fincas bananeras: ambiente duro y violento de desarraigo, trabajo explotador, ajeno a toda práctica religiosa, sin lazos comunitarios, muy pobre, desconfiados,etc… El choque con esa realidad fue duro y difícil, gracias al mutuo apoyo pudimos trabajar pastoralmente. Era un área de aridez pastoral.

 

 

 

 

5) ¿Quién es Teresa de Jesús en su vida?  y ¿qué dice a los jóvenes que quieren entrar al Carmelo?

 Inspiradora en el servicio y misión, audaz y mujer plena, animada por el  misterio de Dios.

¡Que no olviden sus raíces!

 

 

 

Finalmente a petición del padre Cirilo compartimos el link de dos de los mensajes que ha dado el papa Francisco en su viaje a Cuba:

 

1.Saludo del Papa Francisco a los jóvenes del centro Félix Varela

 

2. Francisco agradece a los religiosos su trabajo

 

 

Agradecemos inmensamente al padre Cirilo por su entrega al servicio de los más pobres. Y oramos por su vida y vocación.

ENTREVISTA  AL PADRE CIRILO SANTAMARÍA

 

Frailes Carmelitas de Centroamérica

ocdcentroamerica.org